La importancia de la rehabilitación en edificios


Todo edificio tiene una vida útil que puede ser mayor o menor en función de la calidad de los materiales con los que se ha construido y su adecuación al uso, de mayor o menor resistencia frente al desgaste por todo tipo de agentes. Las tareas de restauración, rehabilitación y mantenimiento pueden mejorar e incluso alargar la vida útil del inmueble. Por ello, se está promoviendo la rehabilitación de edificios con el objetivo de renovar y regenerar las viviendas ya existentes frente a la expansión de las viviendas de nueva construcción. Y es en este sector donde Grupo Teldomo se posiciona como un referente sólido en la Comunidad Valenciana.

La rehabilitación de edificios comprende aquellas actividades constructivas necesarias para la mejora y mantenimiento de:

– Seguridad: En ocasiones, la fachada del edificio presenta graves deterioros que pueden dar lugar a desprendimientos no deseados. Con la rehabilitación e impermeabilización de la fachada se consigue mejorar la seguridad del edificio y, además, subsanar posibles problemas de filtración de agua o humedades en las viviendas. 

– Instalaciones: Mejora y adecuación de infraestructuras ya existentes, por ejemplo, antiguas instalaciones eléctricas que deben ser adaptadas a nuevas normativas o que han quedado desfasadas para su uso actual. 

– Eficiencia energética: Las tareas de rehabilitación consisten en este caso en la instalación de diferentes sistemas de aislamiento para conseguir aumentar la eficiencia energética del edificio.

– Accesibilidad: se trata de las actuaciones necesarias para la eliminación de barreras arquitectónicas. Mejoras en la accesibilidad al edificio, instalación de ascensores, bajada a cota cero del ascensor instalado, construcción de rampas adaptadas a la nueva normativa de accesibilidad vigente; etc. En definitiva, se trata de medidas que mejoran y facilitan el acceso al edificio y sus viviendas. 

Además, esta rehabilitación puede ser parcial, cuando esta no afecta a la totalidad de la edificación; o integral, cuando interviene en los refuerzos de la cimentación, reparación de cubiertas, instalaciones eléctricas, fachada, eliminación de barreras arquitectónicas, cerramientos, etc. 

En definitiva, las actuaciones de rehabilitación de un edificio contribuyen a aumentar la seguridad de sus instalaciones, la eficiencia energética de las viviendas y mejoran considerablemente la accesibilidad a sus instalaciones. Por ello, desde Grupo Teldomo recomendamos siempre la elección de una empresa especializada que nos garantice la conservación de nuestro edificio y la protección de todos los inquilinos.